ACCESORIOS LIGEROS

Una vez superado el mundo de las comparativas, reviews y todo tipo de videoanálisis y tutoriales en Proaim-Spark-17-Portable-Camera-Video-Slider-2youtube, es cuando toca pensar en los accesorios para la cámara, también llamados cariñosamente, juguetes.

Vamos a hablar de los dos indispendables con los que no salimos de casa:

-El Slider Portable

-Monopie Surui

Esto de los planos fijos está muy bien cuando la historia lo precisa, pero en muchas muchas ocasiones, algo de movimiento da un plus de valor añadido que es muy apreciado por los clientes. Pero es un cristo. Generalmente tienes que llevar dos trípodes en los que se apoye el slider, que si es bueno, ligero ligero no es. Sumamos kgs de carga que a veces no nos interesa sumar.

En su lugar optamos por el Slider Portable de ProAim. Es mínimo, muy ligero, sólo precisa de un trípode y es extensible. ¿Perfecto? Para nada. ¿Práctico? Mucho.

No es un slider de velocidad programable, así que su operatividad depende de la buena mano del Monopie Sirui P-204-Soperador, vamos como los sliders de toda la vida; pero es verdad que al estar apoyado en un sólo trípode, hay que cuidarlo un poco más. Tampoco es muy largo, se ve muy pequeño pero se extiende hasta 90 cm. La mayoría de las veces, en planos de entre 3 sg. y 5 sg, más no necesitamos y como pesa tan poco y se transporta de maravilla en su mochila, no da pereza echarlo al hombro, por lo que eso que nos llevamos por deltante.

 

-Monopie Surui. De eso que vas deprisa, que te dejan poco rato, o estás en plan guerrilla en la calle, grabación express. Te sientes tentado de pasar del trípode, que pesa un rato y tiendes a confiar en el buen pulso del operador…en esas ocasiones llévate el Monopie Surui.

Muy ligero, extensible, cómodo y rotan varias partes, tanto la zona del cabezal lo que te deja hacer hasta los 360º (muy bueno hay que ser, la mayoría rotamos menos con dignidad), como la parte baja, que permite que el monopie se incline y da opciones de movimiento.

Como negativo quizás el pequeño lío que es entre tanta rosca tocar la que hace falta para extender el trípode, si te despistas puedes desmontarlo entero, y si tienes la cámara puesta, no tiene gracia

.

Tampoco es muy alto, si lo fuera perderíamos la ventaja del poco peso sin duda. Todo lo compensa con las tres patas que tiene le monopie y lo convierte en un trípode muy muy ligero. No dejaría una camara sin vigilancia encima y olvídate de hacer timelapses, pero cumplir cumple con su función y añade unas cuantas más que ni siquiera esperabas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *