Trabajar a 4K

Hace un tiempo que el 4K está en la boca del sector audiovisual, pero…¿merece la pena trabajar en 4K?

Rig Completo GH4

Las televisiones ya emiten en HD, pero tampoco todas y tampoco desde hace mucho; incluso hay famosos programas que todavía son grabados en SD, entonces…¿para qué?

Siendo realistas 4K = Más complicaciones + Más dinero

Pues aún así elegimos el 4K

¿Estamos locos? Puede ser, pero no lo creemos, por lo menos en este caso.

Grabar 4K significa grabar hacia el futuro, producir un material cuya obsolescencia no ha comenzado ya, que es lo que pasa con mucho material que todavía hoy se produce.

No creemos que sea una obligación ni mucho menos la única opción. Lo importante es saber qué estás contando y para quién lo estás contando, ya sea medio o espectador. Hay mil opciones y no es imprescindible el 4K, pero sí recomendable. *4k_comparison

Sí, hay que actualizar equipos, sí, va a llevar un extra en proxies si no quieres actualizar a un equipazo de 10.000€ que vaya suave suave. Quizás debas armarte de paciencia con plays con retardos y cortes al azar porque la tarjeta gráfica se resiste al mal trato, pero…

Hay sistemas económicos de grabación a 4K, pero que necesitan mucho mimo para sacarle todo el partido. Y luego están las ópticas. Tanto pixel sin un buen vidrio no va a ninguna parte que merezca la pena ir.

Va a ser más trabajo y vas a pelear con un workflow nuevo, pero merece la pena.

En postproducción se agradece bastante. Un encuadre que no terminade funcionar…reencudramos. Ese plano que precisa de estabilización…sin problema. Esas entrevistas…¡dos planos en uno! (vale que no sea lo ideal, pero es muy práctico si no queda otra). Claro que esto sobre todo si acabas en un formato inferior, como quieras acabar en 4K, ¡igual deberías ir pensando en 6 u 8K!

Pero no nos volvamos más locos todavía, que ya tenemos bastante.

En el Meet the Docs del pasado Festival de Berlín, ya lo dejaron varios distribuidores muy claro: “¿No es 4K?, entonces No, Gracias”.

El futuro no se escapa fácilmente y tiende a quedarse.

Graba a 4K, finaliza en lo que necesites.

 

*Imagen comparativa resoluciones extraida de la web

https://www.aperio-av.co.uk/about/articles/2015/04/01/to-4k-or-not-to-4k/

Panasonic GH4

Dentro del mundo de las cámaras 4K de bajo coste, hemos encontrado una pequeña joya con la Panasonic GH4. Panasonic Gh4 con 14-140

Nuestro absoluto amor nació después de ver la película “Upstream Color”, una maravilla dirigida por Shane Carrouth que fue grabada con la Panasonic GH2.

Si esa película se hizo con la GH2 ¿qué se puede hacer con la GH4?

La cámara es ligera, manejable, rápida. Con multitud de opción de settings para que te prepares para el trabajo más improvisado. La configuramos con setting en grabación 4K, otro en Slow Motion 96 frs y otro para fotografía. Tres en uno a una vuelta de ruleta.

Graba en 4K, sí 4K de verdad 4096×2180. Si quieres UHD también. Hemos encontrado muchas televisiones y cámaras que se promocionan como 4K, pero es UHD, que vale, lo podemos entender como 4K, sí, pero no.

Tiene un Slow Motion muy fino. 96 fps a HD, eso sí, no lo graba a 4K, ya nos gustaría ya, pero parece que para eso habrá que esperar.

Con el adaptador Metabones le podemos colocar las ópticas Canon EF, lo que está más que bien. EF o lo que toque según el adaptador que le pongas claro.

Es discreta. Que parece una tontería pero no lo es. Sobre todo para documental.

¿Dónde pincha? Cuando hay poca luz. Hay pincha con ópticas normales, pero si juegas con ópticas luminosas tira para adelante como una campeona. Con el Voigtlander 25mm f0.95 ve en la oscuridad mejor que tú y que yo.

Graba en tarjetas SD, de las rápidas claro, no le pongas cualquier cosa, pero no precisa de grabadores externos. Rápido y ligero.

Si le quieres poner todo el Rig, parece una súper cámara. Por si tienes clientes de esos que les gusta ver mucho aparato y grande, sobre todo grande, aunque no sepan ni para qué sirve.

No hay duda de que una full frame tipo la Sony 7s -que sí que ve en la oscuridad de forma alucinante-, es otra opción interesante, pero también mucho más cara. Va en gustos pero el extra de dinero lo preferimos invertir en ópticas, que son una inversión más duradera que las cámaras, y con la GH4 seguimos encantados.

ACCESORIOS LIGEROS

Una vez superado el mundo de las comparativas, reviews y todo tipo de videoanálisis y tutoriales en Proaim-Spark-17-Portable-Camera-Video-Slider-2youtube, es cuando toca pensar en los accesorios para la cámara, también llamados cariñosamente, juguetes.

Vamos a hablar de los dos indispendables con los que no salimos de casa:

-El Slider Portable

-Monopie Surui

Esto de los planos fijos está muy bien cuando la historia lo precisa, pero en muchas muchas ocasiones, algo de movimiento da un plus de valor añadido que es muy apreciado por los clientes. Pero es un cristo. Generalmente tienes que llevar dos trípodes en los que se apoye el slider, que si es bueno, ligero ligero no es. Sumamos kgs de carga que a veces no nos interesa sumar.

En su lugar optamos por el Slider Portable de ProAim. Es mínimo, muy ligero, sólo precisa de un trípode y es extensible. ¿Perfecto? Para nada. ¿Práctico? Mucho.

No es un slider de velocidad programable, así que su operatividad depende de la buena mano del Monopie Sirui P-204-Soperador, vamos como los sliders de toda la vida; pero es verdad que al estar apoyado en un sólo trípode, hay que cuidarlo un poco más. Tampoco es muy largo, se ve muy pequeño pero se extiende hasta 90 cm. La mayoría de las veces, en planos de entre 3 sg. y 5 sg, más no necesitamos y como pesa tan poco y se transporta de maravilla en su mochila, no da pereza echarlo al hombro, por lo que eso que nos llevamos por deltante.

 

-Monopie Surui. De eso que vas deprisa, que te dejan poco rato, o estás en plan guerrilla en la calle, grabación express. Te sientes tentado de pasar del trípode, que pesa un rato y tiendes a confiar en el buen pulso del operador…en esas ocasiones llévate el Monopie Surui.

Muy ligero, extensible, cómodo y rotan varias partes, tanto la zona del cabezal lo que te deja hacer hasta los 360º (muy bueno hay que ser, la mayoría rotamos menos con dignidad), como la parte baja, que permite que el monopie se incline y da opciones de movimiento.

Como negativo quizás el pequeño lío que es entre tanta rosca tocar la que hace falta para extender el trípode, si te despistas puedes desmontarlo entero, y si tienes la cámara puesta, no tiene gracia

.

Tampoco es muy alto, si lo fuera perderíamos la ventaja del poco peso sin duda. Todo lo compensa con las tres patas que tiene le monopie y lo convierte en un trípode muy muy ligero. No dejaría una camara sin vigilancia encima y olvídate de hacer timelapses, pero cumplir cumple con su función y añade unas cuantas más que ni siquiera esperabas.